El proyecto

Muntanya del Voltor – Custodia del territorio

Las montañas de Valldemossa son desde hace tiempo destino de miles de excursionistas que quieren disfrutar de paisajes excepcionales. Su proximidad a Palma hacen que sean una de las principales puertas de entrada a la Tramuntana.

Esta presión humana, junto con el abandono de prácticas tradicionales y la actitud incontrolada y poco respetuosa de ciertos visitantes, ha convertido el entorno del Pla des Pouet en un espacio masificado y degradado. La sequía, las cabras y la carencia de gestión forestal han conducido a las comunidades vegetales a un frágil estado de conservación. Por otro lado, la degradación de la mayor parte de elementos culturales (miradores, pozo y refugio) han puesto en peligro el valioso patrimonio cultural del espacio.

Frente al evidente deterioro mencionado, los propietarios de las fincas afectadas decidieron impulsar una iniciativa pionera y conjunta de Custodia del Territorio. De este modo, se pretende compatibilizar la recuperación y conservación del patrimonio natural y cultural de esta zona con la gestión del entorno y la actividad excursionista y educativa que tiene lugar.

Las fincas de Can Costa, Son Moragues, Son Gual y Son Gual Petit (con una extensión total de 300 ha) se agruparon para formar la Asociación Muntanya del Voltor. El objetivo de esta unión es el de gestionar el espacio, recuperando los valores naturales y culturales y regulando el uso público en la zona.

Durante la primera fase, la Fundación Vida Silvestre de la Mediterránea (FVSM) fue la entidad encargada de impulsar la gestión e implementar el modelo de manejo. Transcurridos dos años desde el inicio, ahora es la misma Asociación Muntanya del Voltor la responsable de la gestión del proyecto.

Esta iniciativa cuenta con la colaboración, entre otros, del Ayuntamiento de Valldemossa y de la Federación Balear de Montañismo y Escalada.

Carto_MuntanyadelVoltor

© Associació Muntanya del Voltor. 2016.